Universes in Universe

Para la mejor vista de nuestra página web, use su dispositivo en forma horizontal.

Khirbet edh-Dharih

Khirbet edh-Dharih

Khirbet edh-Dharih es el templo de origen de la elaborada fachada tallada en piedra que es la principal atracción en la sala nabatea del Museo Jordano.

Antiguamente un santuario y aldea importantes en una colina del Wadi al-La'ban junto a la ruta de caravanas más importante de Petra, es muy fácil de acceder hoy día, conduciendo a lo largo del Camino Real.

El asentamiento nabateo de Dharih puede datarse cerca del año 100 d.C. Floreció durante un período de prosperidad en tiempos de la anexión romana del reino nabateo. Ayn al-La'ban y otros dos manantiales garantizaban el suministro de agua durante todo el año. Después del fuerte terremoto del 360 d.C., fue construida una pequeña aldea durante la era bizantina, que siguió habitada hasta los principios del período islámico.

El Templo Nabateo

El templo (22 m x 16 m) consiste en un vestíbulo de entrada al sur, sin techo, que se abre a un complejo casi cuadrado hacia el norte, con una plataforma de culto en su centro. A este podio columnado (7 x 7 m, altura 1,40 m) se accede a través de dos escaleras estrechas en la parte delantera. En la losa central de la plataforma hay una abertura rectangular flanqueada por dos agujeros circulares más pequeños. Debajo de la losa se encontró un cuenco de piedra. Los arqueólogos a cargo de la excavación interpretan esto como un sistema para erigir un betilo, y recoger el líquido de ofrenda después de las libaciones rituales. No está claro si el líquido habría sido vino, aceite o incluso sangre. En una fase posterior, se añadieron otros dos hoyos de betilo en diagonal, lo que hace suponer un culto dedicado a una tríada de dioses.

Un estrecho pasillo en forma de U rodea el podio por tres lados para circunvalarlo en procesiones rituales. El vestíbulo también da acceso a dos criptas situadas bajo la plataforma y a las salas de las esquinas. La del noreste tiene una escalera que conducía a un tejado aterrazado, y en las dos del lado noroeste pueden verse grandes armarios de pared.

La famosa fachada orientada al sur de 15 metros de altura, tenía dos pedestales salientes para exhibir estatuas a cada lado de la puerta de entrada, y dos grandes ventanales sobre ellos. El arquitrabe estaba decorado con vides y animales tallados, y tenía cabezas de Medusa en las esquinas. El friso superior exhibía figuras del Zodíaco alternando con Victorias aladas, y el frontón triangular, centauros de mar coronados por Victorias voladoras. Águilas de pie custodiaban a las figuras centrales. Aunque varias de las figuras mencionadas pueden verse en el Museo Jordano, la pareja central de dioses, Dushara y al-'Uzza, sólo puede ser adivinada a partir de fragmentos.

Se supone que los artesanos del templo de Dharih fueron los mismos que decoraron el templo en la cima de Jabal et-Tannur.


© Textos: Compilados editados por Universes in Universe, en base a informaciones sobre todo de: Zeidoun Al-Muheisen and Frangois Villeneuve: Archaeological Research At Khirbat Adh-Dharih, Annual of the Department of Archaeology, 2005.

Además de los excepcionales restos del templo, en Khirbet edh-Dharih también pueden verse los restos de un albergue de peregrinos, una lujosa residencia, un gran molino de aceite, una tumba monumental, casas bizantinas e islámicas antiguas en el patio del templo y numerosos bloques de piedra decorativos tallados.


Khirbet edh-Dharih
Unos 170 km desde el centro de Amán
Sobre el Camino Real, entre Kerak (50 km) y Tafila (20 km)
Unos 100 km al norte de Petra

© Textos y fotos protegidos por derechos de autor.
Recopilación de información, edición, traducciones, fotos: Universes in Universe, excepto se indique en especial.

Sugerencias para viajeros culturales: Arte contemporáneo, historia del arte, arquitectura, diseño, patrimonio

Guía web: foto tours informativos con mapas interactivos; presentaciones especiales de instituciones, sitios, eventos

Jordan Tourism BoardEn cooperación con el
Jordan Tourism Board

Hacia arriba