Charly Nijensohn: El naufragio de los hombres

El naufragio de los hombres: Los videos y fotografías realizados por el artista argentino en el Salar de Uyuni, Bolivia.
ago 2008

"El naufragio de los hombres" es una serie de fotografías y videos realizada en enero del 2008 en el Salar de Uyuni, Bolivia. Con sus 12.000 km² a unos 4.000 m sobre el nivel del mar, el Salar de Uyuni es el desierto de sal más extenso del mundo. Si bien es una de las regiones más áridas del planeta, durante los meses de lluvia de enero y febrero, se inunda convirtiéndose en un paisaje surrealista.

Dado que en esta época los caminos suelen estar cortados por las crecientes de los ríos y los arroyos, se optó por utilizar un avión Douglas DC-3 de los años 50 como medio de transporte, que aterriza directamente en el salar, una operación de cierto riego ya que el terreno que utiliza la máquina como pista también puede inundarse.

Para la realización de las tomas, conté con el apoyo de integrantes de la comunidad aimará del pueblo de Colchani. Las comunidades indígenas de Bolivia se encuentran en estado de emergencia. Mientras que las distintas regiones del país reclaman su independencia del poder político central, la pobreza extrema amenaza con destruir la herencia cultural de estos pueblos. La sal es aún un elemento central de la economía de la región. Los bloques de sal que aparecen en las imágenes son utilizados frecuentemente para la construcción, dada la escasez de otros materiales.

Por las características de mi trabajo, utilizo la expresión "non-fiction" para referirme a él. Son imágenes que están al filo de la realidad y la ausencia de todo tipo de manipulación digital encuadra mis ideas dentro de un plano de manifiesto político y poético, despojado de todo artificio. Como parte de este mismo concepto, no existen indicaciones de vestuario, guión o comportamiento.

El trabajo en el salar se extendió por 21 días. Las condiciones climáticas particulares de cada día definieron la carga dramática de cada uno de ellos. El sonido del video está modulado sobre sonidos reales del entorno. El corte de las secuencias para la videoinstalación de tres proyecciones sincronizadas no construye una narrativa de acción, sino una consonancia atemporal.

El campo de acción de mi obra está basado en un enfoque cosmológico-existencial. Para poder captar las tensiones derivadas de la relación entre el ser humano y su entorno, he optado por buscar los parajes más desolados y remotos, con la esperanza de encontrar una respuesta poético-metafísica a mi propia existencia.

Este camino es parte integral del desarrollo de mis últimos trabajos: "Después del final - The Polar Project" (2006/2007) está basado en una acción realizada en el fiordo de Upernavik, Groenlandia, al norte del Círculo Polar Ártico, junto a integrantes de la comunidad inuit, que se deslizan a la deriva flotando sobre icebergs. En "La caída de un sistema" (2005) y "Estado de Emergencia" (2004) utilizo tomas de puertos ingleses del Mar del Norte y usinas generadoras de energía en Alemania. "Viaje hacia ningún lugar" (2002/2003), un viaje en el que las cosas se desvanecen a medida que nos acercamos a ellas, está filmado en el continente Antártico, mientras que "Un acto de intensidad" (1999), en la inhóspita región de la Puna de Atacama. Estos dos últimos trabajos fueron presentados en la 50a Bienal de Venecia (2003).

En "El naufragio de los hombres", los seres humanos perdidos en la inmensidad del horizonte, resistiendo los avatares de la naturaleza, son una imagen de la confrontación entre el destino humano y un universo indiferente. Estos seres entre las nubes se alejan de toda creencia. Expuestos a la erosión del tiempo, se desvanecen en el vacío. En soledad y silencio son testimonio de una existencia, que desapareciendo, se transforma en declaración de principios.

 

El naufragio de los hombres. 2008

Instalación de tres proyecciones de video sincronizadas
7 min 28 seg, en loop

Escrito y dirigido por Charly Nijensohn

En colaboracion con: Teresa Pereda y Juan Pablo Ferlat
Con la participación de la Familia Quispe Flores

Con el apoyo de: Marion Eppinger, Philip Soafer, Marcela y Fernando Sanchez Zinny, Cristina Guzman, Jacobo Fiterman / Fundación Alon y Dudu von Thielmann

UiU Magazín
Hacia arriba