Chaw Ei Thein & Richard Streitmatter-Tran: Dulzura de septiembre

Chaw Ei Thein & Rich Streitmatter- Tran sobre su pagoda de azúcar, una metáfora sobre la erosión del optimismo en Myanmar.
sep 2008

September Sweetness (2008) es una instalación para un lugar específico creada para la Bienal de Singapur. La estructura en forma de pagoda está basada en varios estilos históricos birmanos y, para su construcción, se utilizaron cinco toneladas y media de azúcar granulada. La estructura erosionará durante el transcurso de la exposición, lo que simboliza la erosión del optimismo por una vida mejor para el pueblo de Myanmar.

El proyecto fue concebido hace casi un año por la artista birmana Chaw Ei Thein y el artista vietnamita Richard Streitmatter-Tran luego de una reunión inicial con Joselina Cruz, curadora de la Bienal de Singapur 2008. Para los artistas, la Bienal de Singapur caía significativamente a un año de las protestas de monjes budistas que tuvieron lugar en Myanmar y que fueron reprimidas con violencia por la junta militar gobernante. Ese año, Singapur se convirtió en el centro de atención de la prensa ya que fue el entonces presidente, y por ello la voz, de la ASEAN, quien siguiendo el protocolo usual de no interferencia, colaboró para que no se hiciese nada con respecto a Myanmar a pesar de la gran inquietud internacional. Posteriormente, ese mismo año, Myanmar fue noticia otra vez por su xenofóbica resistencia a recibir ayuda internacional para su devastada población luego del paso del ciclón Nargis. Para nosotros, September Sweetness es un simple recordatorio de las complejas interrelaciones dentro de Asia Sudoriental y, a su vez, la relación de Asia Sudoriental con la comunidad mundial. Es una obra que esperamos refleje optimismo aunque la propia estructura se desmorone. El año pasado, vimos cambios significativos en Zimbabwe, que algunos podrían considerar como el país homólogo de Myanmar en África. Con la misma concentración internacional en Myanmar, tal vez veamos cambios también en Asia.

Proceso
La estructura requirió para su construcción dos semanas (días de doce horas), cuarenta y cinco voluntarios, cinco toneladas y media de azúcar, seis calentadores de gas, cuatro calentadores eléctricos, una carretilla elevadora, una grúa y mucha fe. Después de consultar con un ingeniero y realizar extensas investigaciones sobre la arquitectura antigua de Asia Sudoriental (birmana, jemer, cham), sabíamos que se podía hacer. Sin embargo, al no contar con ningún precedente de una estructura de azúcar tan gigantesca, el resultado final fue cuestión de suerte. Desde el comienzo, el sitio estuvo inundado de abejas. Los curadores estaban tan preocupados como nosotros y no se sabía si la estructura podría soportar su propio peso. Ahora, casi un mes después, la estructura está aún en pie casi como la dejamos. Este proyecto fue nuestra primera colaboración y es, sin duda, el proyecto para el cual más hemos investigado y en el que más mano de obra hemos utilizado hasta la fecha. Es una obra de la que estamos muy orgullosos, aunque no desearíamos tener que repetirla en un futuro cercano!

(Traducción del inglés: Marina Torres)

September Sweetness
2008

Instalación
210 x 210 x 260 cm
5.5 ton. de azúcar

Chaw Ei Thein & Richard Streitmatter-Tran asistidos por Aung KO (Myanmar) y 45 voluntarios

UiU Magazín
Hacia arriba