Álvaro Barrios: La leyenda del sueño

La leyenda del sueño. Revisión retrospectiva de uno de los pioneros del arte conceptual en Colombia. 26 nov. 2014 - 15 mar. 2015, MAM Medellín. Curadora: María Belén Sáez de Ibarra
dic 2014

Continuando con la política curatorial de reconocer la trayectoria de importantes artistas colombianos —en el espacio de cierre de la programación expositiva del año y bajo el nombre de Homenajes MAMM—, el Museo de Arte Moderno de Medellín inauguró el pasado 26 de noviembre, en su quinta edición, una muestra que recorre la trayectoria del maestro Álvaro Barrios.

Luego de haber adelantado con éxito las tres versiones anteriores de este programa, en las que se presentó Yo fui pintando lo que fui viendo de la maestra antioqueña Débora Arango, La Comedia y la Tragedia 1948 – 2010, de la artista Beatriz González, <iphasize>Deseo y Tormento: Luis Caballero, 1968-1992</iphasize> y <iphasize>Coordenadas. Historias de la instalación en Antioquia</iphasize>, el Museo en alianza con el Banco de la República, presenta cerca de 90 piezas de Barrios (dibujos, instalaciones, pinturas, grabados y fotografías) que dan cuenta de su legado.

Claves sobre la exposición

Álvaro Barrios presentó su obra en Medellín por última vez hace dos años en la Galería de La Oficina. Hoy regresa a la ciudad con esta exposición, que además de incluir una serie de piezas, que dan cuenta de su trabajo en los últimos 50 años; incluye tres obras inéditas: dos instalaciones de gran formato, El mar de Cristóbal Colón y Dick Tracy y la Esfinge de Diamantes; y una pintura de 9 metros llamada <iphasize>La multiplicación de los cuadros</iphasize>.

Cabe anotar que la curadora María Belén Sáez de Ibarra aborda la obra de Barrios a partir de varios aspectos que ella considera fundamentales para entender su trabajo: la investigación esotérica, las prácticas espiritistas y la dimensión instalativa y conceptual de su obra.

Como cuenta la curadora "no es una exposición cronológica, no hay una revisión por periodos, sino al contrario construimos una especie de universo del artista. Su mayor tema es una crítica hacia al coleccionismo del arte y hacia todo lo que tiene que ver con ese mundo de la circulación del arte a través del comercio. El arte de la apropiación de Álvaro Barrios es insurrecto, es rebelde."

En esta exposición se incluyen entre otros, como cuenta el Maestro "una serie de documentos que ilustran claramente de dónde proviene mi interés por las tiras cómicas, que erróneamente pensando el público, los críticos o los periodistas, no sé, que de pronto podían provenir del Pop. No tienen nada que ver con el Pop sino con mi infancia. Algunas de las obras explican cómo yo desde los 12 años dibujo tiras cómicas."


Texto curatorial de María Belén Sáez de Ibarra

Esta exposición abarca cerca de cincuenta años del trabajo de Álvaro Barrios, desde los inicios de su carrera artística a mediados de los sesenta. A partir del extenso cuerpo de obras de estos años, la curaduría se ha ocupado en otorgar un espacio privilegiado a su faceta de instalador como nunca antes ha tenido el artista en su largo proceso expositivo. La exhibición está compuesta por obras que van del minúsculo formato hasta obras de gran despliegue en el espacio, todo ello contenido en otra gran instalación, que es la exhibición en sí misma, recreando así el mundo de Barrios, que fluye entre el micro y el macrocosmos. Esta dinámica moviliza la exhibición hacia asociaciones inéditas entre las piezas incluidas.

El interés de esta revisión ha sido enfocar la mirada hacia un aspecto que ha pasado casi inadvertido a la hora de observar sus propuestas, pero que quizás es el que mejor pueda ilustrarnos el proceso individual de crecimiento de Barrios como artista y ayudarnos a comprender en profundidad su proceso creativo en armonía con el de conocimiento y aprendizaje personal: nos referimos a la visión de Barrios del proceso creativo como aquel que funciona en una constelación ampliada más allá del yo y la conciencia (en la zona de no-conocimiento), y su idea de que toda la existencia es un hábitat de relaciones múltiples, siempre en movimiento, que sobrepasan lo que socialmente hemos imaginado sobre el tiempo y el espacio.

Su proceso en este camino hacia la despersonalización y hacia otras formas de comprender que no somos autosuficientes, ni el centro del cosmos, lo han llevado por el camino del esoterismo implicado en las prácticas espiritistas.

Este devenir de las cosas en constante inestabilidad y movimiento es captado en el proceso creativo de Barrios en una estrategia que subyace a todo su trabajo: la apropiación. El readymade a través del cual se hace girar la rueda en flujos en donde las cosas se desvanecen, perdiendo su significado “original” y su unicidad, para volver a conectarse y, renovarse, investidas de distinta naturaleza y significado.
La apropiación así concebida es parte de su visión esencial del arte. El tipo de readymade que usa Barrios en la mayoría de sus obras no solo involucra obras de arte ya hechas por otros artistas, sino también objetos-imágenes de la cultura. En su juego de apropiaciones trae a colación obras de Duchamp, además de introducir en sus trabajos hitos e imágenes de la historia del arte, incluyendo en todo ello iconografías de la historia de la cultura popular como superhéroes; personajes, estética y otros recursos de las tiras cómicas, y hasta canciones y poemas.

Sería justo decir que la mayoría de sus obras trabajan con múltiples apropiaciones simultáneas, o para decirlo al modo de Duchamp, readymades recíprocos, provenientes de la cultura que vislumbra nuestro tiempo. De esta forma su trabajo artístico salta la frontera hacia el campo expandido de la cultura, en la vida de las imágenes colectivas. Pero esta vida de las imágenes colectivas es recreada y compartida por Barrios en algo más allá de lo normal, expresado y vivido a través del mundo de los sueños. Aquel mundo onírico del que gustan los poetas, filósofos, magos y ocultistas, que sucede en la conciencia dormida. Desde el sueño emulado, desde la fantasía, Barrios busca penetrar en lo vivido de la sociedad que nos habita, una crítica, un autoconocimiento de ella. En su juego de transpolar el tiempo en sus obras recurre a algo semejante a un <iphasize>futurismo arcaico</iphasize> como una crítica desde el presente, donde el pasado hospeda a lo que la sociedad, en su devenir causal, estaría abocada en el futuro.
El mundo onírico que se reafirma en esta revisión está fundamentado en la relación que el artista establece con lo desconocido, con la ruptura de la secuencia temporal, con el esoterismo, y con la coexistencia que tiene todo ello en el mundo material, percibido por él como un mundo que hospeda paralelamente otros mundos posibles.

En la muestra se señala la fuerte presencia de referencias a la obras de Marcel Duchamp como leitmotiv en la obra de Barrios. La apropiación que Barrios hace de Duchamp constantemente opera como contrasentido: está abierta a los juegos que implica la propia obra de Duchamp. La operación de apropiación ha consistido en controvertir y llevar al margen de la provocación la noción y los valores de la obra de arte para la sociedad y para los propios artistas.

Podríamos mirar la relación de Barrios con Duchamp a través de un espejo que refleja su empatía con Duchamp-artista-pensador, y su común interés por las zonas de no-conocimiento y el esoterismo. También ahí se reflejaría la ironía que tanto frecuentó Duchamp; con divertido humor Barrios gusta señalar el fetichismo del comercio, del coleccionismo y del sistema del arte que tiende a sacralizar, y al mismo tiempo banalizar, las obras de arte que indefectiblemente transitan por él.

>> Biografía de Álvaro Barrios

>> Biografía de María Belén Sáez de Ibarra


Más informaciones sobre la exposición:

www.elmamm.org
Informes para prensa:
Mauren Álvarez, Directora Comunicaciones
mauren.alvarez(at)elmamm.org

© Textos, fotos: MAM Medellín

Álvaro Barrios:
La leyenda del sueño

26 de noviembre de 2014 -
15 de marzo de 2015

Serie Homenajes MAMM

Museo de Arte Moderno de Medellín
Carrera 44 N° 19A-100
Ciudad del Río, Medellín
Colombia
Website Email

Curadora: María Belén Sáez de Ibarra


Destacado como un dibujante excepcional, uno de los pioneros del arte conceptual en Colombia, Álvaro Barrios es uno de los artistas colombianos más importantes de las últimas décadas.


Vea también:

01
Un nuevo edificio del Museo de Arte Moderno de Medellín será inaugurado en septiembre de 2015. Entrevista con la directora María Mercedes González; imágenes del diseño, del sitio de construcción y del MAMM.
UiU Magazín
Hacia arriba