Logo Logo

La intimidad es política - Sexo, Género, Lenguaje, Poder

29 de julio - 29 de octubre de 2017

MetQUITO
Centro Cultural Metropolitano
Ecuador

Curadora: Rosa Martínez

Curadora asistente: Alba Baeza

Artistas y obras


En La intimidad es política, específicamente concebida para el MetQUITO por Rosa Martínez, se exploran las formas en que se construyen las subjetividades contemporáneas y se analiza cómo se estructuran las políticas de dominación en torno al sexo, el género, la clase social o la etnicidad a través de las obras de 17 artistas y colectivos de Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, Egipto, España, Estados Unidos, Guatemala, México, Sudáfrica y la antigua Yugoslavia.

LA INTIMIDAD ES POLÍTICA
Sexo, Género, Lenguaje, Poder

Introducción curatorial de Rosa Martínez

A través de algunas de las propuestas estéticas y conceptuales más relevantes del panorama artístico actual, la exposición LA INTIMIDAD ES POLÍTICA reflexiona sobre el género como construcción social que determina los comportamientos de los sexos, los usos discriminatorios del lenguaje y las estrategias de poder que, al mantener el binomio dominación/sumisión, sustentan la violencia física, cultural e ideológica sobre los cuerpos tanto en los espacios públicos como en los privados.

Para ello, parte de dos enunciaciones históricas y diversos cuestionamientos contemporáneos. La primera enunciación, “No se nace mujer, se llega a serlo”, fue formulada por la filósofa francesa Simone de Beauvoir en su ensayo “El segundo sexo” (1949). Beauvoir afirmaba que desde que nacen, las mujeres reciben un mandato de sumisión que las ha obligado a ocupar históricamente un lugar dependiente y secundario respecto a los hombres.

La segunda “¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?” corresponde al título del artículo que la historiadora y profesora estadounidense Linda Nochlin publicó en 1971 en la revista Artnews. En él, Nochlin disecciona cómo la prohibición de asistir a las academias de dibujo y la asignación del trabajo doméstico y reproductivo excluyeron a las mujeres de la creación visual.

En el tercer cuestionamiento se recogen posicionamientos decoloniales, indigenistas, transfeministas y queer que van más allá del feminismo clásico como ideología burguesa, y que cuestionan la hegemonía heteropatriarcal, blanca y eurocéntrica. El lema “Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede”, propuesto desde el Congreso Nacional Indígena en Chiapas, México, abre nuevas perspectivas en defensa de la igualdad.

Sabemos que las sociedades patriarcales han establecido límites entre lo público y lo privado, entre lo social y lo doméstico, entre lo personal y lo político. Estos límites –visibles e invisibles– han perpetuado la apropiación masculina del saber y del poder, y se han traducido en la feminización de la pobreza o en la violencia sexual que mayoritariamente se ejerce contra las mujeres. Hoy, el feminismo interseccional cuestiona esas estructuras de dominio y de exclusión, analiza cómo la masculinidad se afirma a través de la violencia y cómo el cuerpo de la mujer –alquilado, maltratado, sometido– es la última frontera del capitalismo.

La exposición que ahora se presenta pone en cuestión cómo se construyen las subjetividades contemporáneas y cómo se articula la distribución del poder en relación al sexo, el género, la clase social y la etnicidad, entre otras categorías. A la vez que defiende la igualdad política, celebra la diversidad y las diferencias, e invita a reflexionar sobre formas de vivir juntos que respeten el planeta como bien común y la felicidad como proyecto.

El título de la exposición, LA INTIMIDAD ES POLÍTICA, actualiza el lema reivindicativo empleado por los feminismos norteamericanos de los años 70, “lo personal es político”, que sigue siendo hoy plenamente válido. Las estructuras ideológicas actúan en el ámbito de la intimidad y definen los modelos para vivir la sexualidad, las identidades de género, los usos del lenguaje y las formas de ejercer el poder.

Lxs artistas y obras presentadas en esta exposición cuestionan las estructuras de explotación basadas en la perpetuación de la desigualdad y evidencian cómo el arte puede ser una forma de reivindicación, de sanación y de transformación individual y colectiva.


© Texto: Rosa Martínez
© Fotos: Artistas


Organizador, contacto:

MetQUITO - Centro Cultural Metropolitano
García Moreno N3 - 151 y Pasaje Espejo
Quito, Ecuador
Website | Email | Twitter

Hacia arriba