Escultura monumental

En los años setenta y ochenta un amplio sector de artistas pensaba que incidir en la percepción del espacio urbano contribuiría a transformar la calidad de vida. Esa fue la tendencia internacional que concibió la abstracción monumental como su icono, con la aspiración de añadir valor al espacio público. Dos de las estructuras favoritas de la artista son marcos y tubos, erguidos o acostados. Le permitieron modelar el vacío más que los llenos, entrar y salir, jugar con la luz y el color, y lograr obras visualmente ligeras.

Sin embargo, la realización de esculturas en espacios públicos mantuvo ambivalente a Escobedo, le hizo producir reflexiones visuales llenas de humor acerca de los monumentos en el país y especulaciones gráficas enfocadas cada vez más hacia lo absurdo de imponer obras permanentes, y la condujo a una mayor desmaterialización, al arte cada vez más conceptual.

© Foto: Lourdes Grobet

Helen Escobedo

Retrospectiva de la artista mexicana (1934 - 2010), Museo de Arte Moderno, México. In Memoriam.

Logo Logo Hacia arriba