Logo Logo

FEMACO 2008. Feria México Arte Contemporáneo

Feria México Arte Contemporáneo, abril 2008. Foto tour y entrevista con Zélika García y Pablo del Val.
Por Pat Binder & Gerhard Haupt | may 2008

FEMACO, la Feria México Arte Contemporáneo, se llevó a cabo del 23 al 27 de abril de 2008, en su quinta edición. Los organizadores destacan que, luego de varios años de consolidación, FEMACO se ha convertido en la feria más internacional de América Latina. Participaron ochenta y seis galerías, de las cuales veinte eran de México, treinta y nueve de Europa, veinte de EE.UU. y Canadá, y sólo seis galerías de otros cuatro países latinoamericanos, por lo que se puede decir que la participación del resto de América Latina fue sorprendentemente baja. Por primera vez participó este año una galería de Asia (Japón).

Durante FEMACO 2008, realizamos esta entrevista con Zélika García, codirectora de la feria, y Pablo del Val, director del programa de coleccionistas.

Universes in Universe (UiU): Zélika, ¿cómo surgió la idea de organizar una feria de arte?

Zélika García (Z.G.): En 1996, siendo estudiante de artes plásticas en la Universidad de Monterrey, fui a visitar la feria ExpoArte, en Guadalajara. Después de graduarme, quise volver a ir, pero la feria había dejado de existir. Allí me dije, ¿por qué no trato yo, entonces, de iniciar una feria en Monterrey?, para lo cual le pedí consejo a Gabriela López Rocha, que había sido la dueña de ExpoArte. Así es que, en el 2002, organicé, junto con una socia, la primera feria, que se llamó Muestra, en la que participaron unas treinta galerías.

Al año siguiente (2003), nos mudamos con la feria a la ciudad de México, al World Trade Center. En esos años, aprendí realmente lo que es hacer una feria, me separé de mi primer socia y me asocié con Enrique Rubio [abogado, dueño de la revista "Spot"]. Desde allí ya supe que debía encargar a Pablo el programa de coleccionistas y que debía nombrar un comité de selección. En los primeros años, habían entrado todas las galerías que se presentaron.

En el 2004, cambiamos el nombre de Muestra a MACO y estuvimos varios años en el edificio de Expo-Reforma, en donde la feria fue creciendo, utilizando cada vez más espacio y creciendo también en público, de 6.000 personas en el primer año hasta 30.000 el año pasado. Lamentablemente, hace dos años, nos cancelaron el alquiler del Expo-Reforma porque lo rentaron a una universidad. Por eso, el año pasado, tuvimos que realizar la feria en un edificio que está en construcción, que fue algo problemático. Pero ya a partir de este año, y por los próximos cinco, la realizaremos aquí, en el centro Banamex.

UiU: ¿FEMACO funciona como una empresa privada?

Z.G.: Sí. Alquilamos el lugar y asumimos el riesgo de todos los gastos, somos responsables de todas las instalaciones, la prensa, etc. No tenemos nada que ver con el gobierno ni gozamos de apoyo institucional.

UiU: ¿Cuántas galerías solicitaron participar este año y cómo funciona el proceso de selección?

Z.G.: Para este año, se presentaron unas ciento ochenta galerías, de las que fueron seleccionadas ochenta y siete, incluyendo las de la sección Nuevas Propuestas. Todos los años, cambia el comité de selección. Este año, estuvo formado por las galerías Travesía Cuatro (España), Nara Roesler (Brasil), Blow de la Barra (Gran Bretaña), OMR (México) y Krinzinger (Austria). La que siempre ha estado en el comité es la OMR, porque siempre tiene que haber una galería mexicana.

UiU: La selección de galerías se basa, seguramente, en el perfil que buscan darle a FEMACO. ¿Cómo lo podrían sintetizar?

Z.G.: México no es un país en donde se puedan vender obras tan caras como en Basel o en Miami, así es que nos concentramos en galerías que representan a artistas establecidos, pero no con precios exorbitantes.

Pablo del Val (P.V.): Está claro que todas las ferias tratan de buscar su nicho, si no acaban por ser proyectos miméticos. FEMACO podría caracterizarse entonces como una mezcla entre lo que puede ser un Armory Show y un Scope. Tenemos, por ejemplo, unas diez o quince galerías de lo que puede ser un <emphasize>mainstream</emphasize>, como Laurent Gaudin, con un Wang Du de 300.000 euros, y a la vez, otras galerías más emergentes para un perfil de coleccionista distinto. Las grandes colecciones mexicanas basan sus colecciones más en lo emergente, en artistas jóvenes, incluso las colecciones realmente grandes, con la diferencia de que los compraron hace 10 años cuando no valían nada. No creo que haya en México, todavía, un mercado para esas piezas de arte contemporáneo de 300.000 euros.

UiU: ¿Vale decir que la feria se desarrolla a la par del coleccionismo de arte contemporáneo en México?

Z.G.: Sí. Aquí tenemos muchos coleccionistas jóvenes, entre 35 y 45 años. Los hay aún más jóvenes, que compran quizás una pieza pequeña por año en FEMACO.

P.V.: No es como en una feria en EE.UU. o en Europa, en donde hay una fiebre el día de la inauguración y todo el mundo se tira a comprar lo que más le interesa. Aquí es completamente distinto, they couldn't care less si le quitan la pieza o no, entonces compran otra. Aquí, la relación del coleccionista con la obra es más sentida, si le gusta se la lleva, sea el artista conocido o no.

UiU: Entonces ¿no se compra todavía arte como inversión?

P.V.: No. Y cuesta que se decidan. La mayor parte de las operaciones se lleva a cabo el domingo, el último día. Como no había costumbre de ir a galerías, algunos, cuando se acercaban a la feria por primera vez, tenían pánico, al no saber cómo es el funcionamiento ni cómo se pide un precio. En este sentido ha habido un proceso de educación y la gente ha ido perdiendo el miedo.

Z.G.: Al principio había incluso gente que preguntaba: “¿Se vende?”

UiU: ¿Cómo explican la gran presencia de galerías de Europa? Este año, son como treinta y nueve, es decir un 45% de los expositores.

Z.G.: Para la mayoría, significa seguramente abrir un mercado en Latinoamérica. Aquí pueden hacer contactos con muchos clientes que normalmente viajan poco a las grandes ferias de EE.UU. y Europa. Y es probable que cuando conocen personalmente a una galería de afuera, le sigan comprando luego directamente. Muchos coleccionistas vienen a FEMACO por el programa especial que ofrecemos.

UiU: ¿Cómo pudo la feria llegar tan pronto a este nivel?

Z.G.: No es tan pronto como parece. En el fondo, es la continuación de un proceso más largo y de eventos anteriores, como por ejemplo ExpoArte en Guadalajara, que se llevó a cabo desde 1991 a 1998.

UiU: En el Global Art Forum, durante la feria de arte en Dubai, en marzo de este año, se comenzó a reflexionar sobre si, hoy en día, algunas de las ferias cumplen funciones culturales que antes se adscribían más, por ejemplo, a las bienales.
En muchos casos, las ferias no son meramente encuentros de galerías para la venta sino que generan un variado programa cultural a su alrededor, actividades paralelas, exposiciones no comerciales, etc., que, sin la feria, no se hubieran llevado a cabo. Por supuesto que el caso de Dubai es muy diferente al de México, en donde hay una infraestructura cultural establecida y muy ramificada, y en donde el acontecer artístico es muy rico y activo durante todo el año. Pero ¿ven un dinamismo cultural específico generado por FEMACO?
P.V.: Creo que cuando hay un déficit cultural en una ciudad, una feria puede cumplir esta función. Pero en México, es un complemento porque, de hecho, hay muchas cosas durante todo el año. México tiene algo que en Europa casi no existe más, que es el artista underground, toda una cultura y una energía de gente que se asocia y que trabaja fuera de la oficialidad. Los artistas aquí, para crear, no dependen tanto ni de las galerías ni de las instituciones, porque como hay carencia de apoyo, se las tienen que arreglar por su cuenta. Por eso la ciudad es tan apasionante, porque hay un caldo de cultivo fuera del mainstream que no tienen otras ciudades, y esto es también muy atractivo para la gente que viene de afuera.

UiU: Recuerda un poco a la situación de Berlín después de la caída del muro...

P.V.: Exactamente. Pero el caso de ARCO es todo lo contrario. La feria en Madrid es un gran acontecimiento cultural, pero durante el resto del año, nadie va a un museo o a una galería. Aquí en México suceden cosas durante todo el año, siempre hay eventos, siempre te invitan, por ejemplo, chavitos de 18-20 años que se asocian y montan sus colectivas. Y últimamente han surgido muchas galerías nuevas.

Z.G.: Sí. En los últimos dos o tres años, han abierto un montón de galerías, muchas de las cuales ya estamos mostrando en FEMACO. Primero entran en el programa New Proposals con espacios más chicos, de 20 m2, reservados para galerías que tienen menos de cinco años y que presentan artistas emergentes. Allí sólo pueden estar dos años. Luego tienen que postularse para participar en la sección general. De esta forma empezó, por ejemplo, la galería Kurimazutto, que hoy es tan exitosa.

UiU: Llama la atención que son comparativamente pocas las galerías de otros países de América Latina, sólo seis de cuatro países. ¿Fueron más las que se postularon pero que no entraron en la feria?

P.V.: Este es un problema que atañe a otras ferias también, un problema de acceso económico: a muchas galerías les resulta imposible costearse los gastos. Además, la mayoría de las galerías, por ejemplo, de Costa Rica, Perú y otros países, para poder sobrevivir, no tiene más remedio que seguir una línea comercial, orientada al gusto de sus clientes, y por ende trabajan un arte menos radical y experimental que el que nos interesa a nosotros.

Pero definitivamente FEMACO debe constituirse en LA feria de arte contemporáneo de América Latina y para lograr esto debe ser una de las prioridades, en los próximos tres años, atraer más al mercado latinoamericano y lograr que las galerías referentes estén presentes.

UiU: ¿Y cómo piensan hacerlo?

P.V.: Incrementando la difusión y con mucho trabajo de convicción...

Z.G.: Por ejemplo, de Argentina y de Brasil, se presentaron más galerías, pero las más comerciales, que son las que tampoco aceptan en otras ferias. Lamentablemente, las que más nos interesan no tienen los medios, lo que también es el caso de las galerías más interesantes de Colombia y Perú.

P.V.: Es un problema de todo el continente. Tal vez tendría que haber un programa de la Organización de Estados Americanos diseñado de tal manera que las galerías que apoyan el arte emergente de América Latina tengan la posibilidad de participar en ferias internacionales.

Z.G.: Aunque probablemente las galerías más comerciales venderían más en México que éstas...

P.V.: Pero hay un compromiso por parte de la dirección de FEMACO con el arte que se expone aquí. Por eso preferimos mantener la feria reducida. Trayendo al D.F. una estética totalmente comercial acabaría confundiendo al público. La feria debe apostar por una rigidez conceptual y estética porque parte de su responsabilidad es la educación de las bases y lo que hace que futuros coleccionistas se acostumbren a los formatos, estéticas y conceptos de un arte comprometido.

UiU: El bicentenario en el 2010 juega, en México y en otros países del continente, un papel especial, y es muy probable que incremente en gran medida la atención internacional sobre América Latina. ¿Tienen pensada una estrategia para FEMACO para aprovechar esto?

P.V.: No hay que olvidar que esta es una feria privada, realizada con el esfuerzo de un equipo mínimo sin ningún apoyo estatal. De obtener subvenciones, se podrían multiplicar los esfuerzos, ofreciendo más programas paralelos, mejor promoción, un programa de coleccionistas más extenso, etc. En realidad no se vale que un proyecto como este no tenga apoyo institucional. Esto permitiría plantear para el 2010 un proyecto mucho más ambicioso, por ejemplo, con una sección de arte contemporáneo latinoamericano, en donde el metro cuadrado sea más asequible para galerías comprometidas pero con pocos medios.

UiU: Es realmente una lástima que el estado no vea la función cultural que cumple una feria de este tipo y que por lo menos apoye un programa educativo paralelo o un simposio. No tienen que ser las actividades directamente comerciales las que sean subvencionadas.

P.V.: Sí. Debería entender, finalmente, que el coleccionismo enriquece el acervo cultural de un país y que el coleccionista contribuye en gran medida a que el artista sobreviva y que siga creando.

>> Recorrido fotográfico - FEMACO 2008

Galerías:

Albion Gallery (Reino Unido)
Luis Adelantado (España, EE.UU.)
Arroniz Arte Contemporáneo (México)
Galería de Arte Méxicano (México)
Ramis Barquet (EE.UU.)
Blow de la Barra (Reino Unido)
Galería Antonio de Bartola (España)
Galería Elba Benítez (España)
Josée Bienvenu Gallery (EE.UU.)
Bonelli Arte Contemporanea (Italia)
La Caja Negra (España)
Galleria Massimo de Carlo (Italia)
Galería Casado Santapau (España)
Charro Negro (México)
Dabbah Torrejón (Argentina)
Dean Project (EE.UU.)
Drexel (México)
Diaz Contemporary (Canadá)
DNA (Alemania)
EDS Galería (México)
Elastic (Suecia)
La Estación Arte Contemporáneo (México)
Ferenbalm-Gurbrü Station (Alemania)
Galleria Enrico Fornello (Italia)
Gaga, House of / Casa de (México)
Galería 13 (México)
Galería Hilario Galguera (México)
Garash Galería (México)
Galerie Laurent Godin (Francia)
Caren Golden Fine Art (EE.UU.)
Groeflin Maag Galerie AG (Suiza)
Enrique Guerrero (México)
Habres + Partner (Austria)
The Happy Lion (EE.UU.)
Moti Hasson Gallery (EE.UU.)
Gallery Caprice Horn (Alemania)
I-20 Gallery (EE.UU.)
In situ Fabienne Lecrerc (Francia)
Galerie Grita Insam (Austria)
Jacob Karpio Galería (Costa Rica)
KBK Arte Contemporáneo (México)
Peter Kilchmann (Suiza)
Galerie Krinzinger (Austria)
Galerie Krobath Wimmer (Austria)
Kunsthaus Miami (EE.UU.)
Kurimanzutto (México)
Lincart (EE.UU.)
LMAK projects (EE.UU.)
Galería López Quiroga (México)
M+B (EE.UU.)
Daneyal Mahmood Gallery (EE.UU.)
Mendes Bahia Arte Contemporánea (Brazil)
Nina Menocal (México)
Galería Emma Molina (México)
Galería Moro (Chile)
Magnus Müller (Alemania)
Myto (México)
Nusser & Baumgart Contemporary (Alemania)

Galería OMR (México)

p|m Gallery (Canadá)
Peres Projects (Alemania, EE.UU.)
Galería Moises Pérez de Albéniz (España)
Perugi Artecontemporaneo (Italia)
Prometeogallery di Ida Pisani (Italia)
Proyectos Monclava (México)
Pyner Contreras (Reino Unido)
Quint Contemporary Art (EE.UU.)

La Refaccionaria (México)
Rhys Gallery (EE.UU.)
Galeria Nara Roesler (Brasil)
Alejandro Sales (España)
Galerie Schübbe Project (Alemania)
Nils Staerk Contemporary Art (Dinamarca)
Samson Projects (EE.UU.)
Galería Alberto Sendros (Argentina)
Sicardi Gallery (EE.UU.)
Skestos Gabriele Gallery (EE.UU.)
T20 (España)
Galerie Suzanne Tarasiéve (Francia)
Travesia Cuatro (España)
Upstairs Berlin (Alemania)

Galería Valle Ortí (España)
Galería Visor-Espaivisor (España)
Voges + Partner Gallery (Alemania)
Zenshi (Japón)
ZieherSmith (EE.UU.)

Pat Binder & Gerhard Haupt

Iniciadores, directores y editores de Universes in Universe - Mundos del Arte. Viven en Berlín, Alemania.

FEMACO, 5a edición
Feria México Arte Contemporáneo

23 - 27 de abril 2008

Centro Banamex
Av. Conscripto 311
Lomas de Sotelo
México, D.F.

FEMACO
Luis G. Urbina 4 int 104
Col. Polanco
México
Website Email

UiU Magazín
Hacia arriba