La enorme importancia que los aztecas (1350-1521) adscribieron a esta gran metrópolis prehispánica al localizar su propio mito de creación en Teotihuacan (650 a.C.) muchos siglos después de su ocaso, es testimonio de la gran fascinación que ha producido aquel lugar, y que sigue produciendo hasta nuestros días.

El primer investigador alemán que pudo visitar las ruinas de Teotihuacan fue Alexander von Humboldt en el año 1803. Siendo el primer visitante europeo, supo valorar la cultura indígena y sobre todo, los testimonios de su pasado hasta ese momento poco conocidos.

La colección berlinesa de Teotihuacan fue establecida en el siglo XIX y a principios del XX. Debe la mayor parte de su acervo a Eduard Seler, el fundador de la mexicanística en Europa. Seler reunió sus vastas colecciones arqueológicas entre 1887 y 1910, durante 6 viajes a México. Sus publicaciones sobre diferentes aspectos de la cultura de Teotihuacan son pioneras para la época. El arqueólogo mexicano Ignacio Bernal destaca a las obras de Seler como "auténticos ensayos culturales basados fundamentalmente en la interpretación de piezas arqueológicas".

Los primeros objetos de Teotihuacan que llegaron a Berlín provienen de la colección de Ferdinand Conrad Seiffart, Cónsul General Prusiano en México a mediados del siglo XIX, así como de otra colección reunida por el comerciante alemán Carl Uhde en la primera mitad del siglo XIX y llevada a Berlín en 1862.

La colección Teotihuacan del Museo Etnológico de Berlín brinda un panorama representativo de la amplia variedad de sus legados materiales. Se destaca por contener objetos de gran calidad tanto de la alta sociedad, como así también objetos cotidianos y hallazgos de superficie fragmentarios. Correspondiente a ello son muchas las tipologías características existentes del inventario cultural: desde jarrones de estuco, incensarios tipo teatro, pinturas murales, máscaras de piedra, muñecas articuladas, figuras huésped, elementos arquitectónicos, hasta las vasijas naranja fina, diferentes tipos de cerámica, figuras modeladas, adornos de piedra verde, cuchillas de obsidiana, objetos cotidianos y las innumerables "cabecitas" de arcilla.

Si bien faltan los datos precisos y detallados de los lugares de hallazgo de muchos objetos, es posible en gran medida interpretar y colocar en un contexto funcional a esta antigua colección berlinesa de Teotihuacan, en base a resultados de investigaciones de excavaciones recientes.


Dr. Maria Gaida. Directora de la Colección Mesoamérica, Museo Etnológico de Berlín
Traducción: Haupt & Binder)
© Copyright: Todos los textos, fotos, traducciones están protegidos por derechos de autor. Reproducción y uso requiere de un permiso explícito.


Fotos y explicaciones


Culturas antíguas de México
Otras presentaciones en Universes in Universe

Dirección:
Museo Etnológico de Berlín
Staatliche Museen zu Berlin
Lansstr. 8
14195 Berlin


También de interés en UiU:

Hacia arriba