Ad Deir (Monasterio)

Ad Deir (Monasterio)

De tener tan sólo un día para visitar Petra, el ascenso al Ad Deir, el Monasterio, es absolutamente imperdible. Los sentimientos de sobrecogimiento y de ser testigo de la eternidad que produce esta experiencia, igualan a los que se tienen al avistar el Khazneh al final del Siq. Pero en lugar de emerger entre las paredes del oscuro cañón, el Monasterio se alza en un entorno imponente, esculpido en la roca de la cima del cerro.

Pero la caminata es una experiencia fantástica en sí misma y la gratificación de ver esta joya arquitectónica y escultural en la cima - especialmente bajo la cálida luz de la tarde - y la vastedad de las montañas y valles que la rodean, es realmente inolvidable.

Ad Deir, "monasterio" en árabe por las cruces inscriptas en su interior durante su utilización como iglesia durante la época bizantina, tiene una dimensión monumental de 50 m de ancho y casi 40 m de alto, con un portal de entrada de 8 m de altura. El orden superior repite el diseño arquitectónico del Khazneh con un tholos central (estructura circular) de techo cónico, coronado por una gran urna y dos estructuras laterales de frontón partido. Siendo un templo más que un mausoleo, probablemente en honor a Obodas I que reinó durante el primer siglo a.C. y fue deificado después de su muerte, Ad Deir es un ejemplo destacado de una reinterpretación nabatea de la arquitectura helenística.


Un recorrido visual por la antigua ciudad de Petra, con muchas fotos, informaciones y mapas interactivos.
Mapa con todos los capítulos

Sugerencias para viajeros culturales: Arte contemporáneo, historia del arte, arquitectura, diseño, patrimonio

Jordan Tourism BoardEn cooperación con el
Jordan Tourism Board

Hacia arriba