Qusayr Amra

El más fascinante de los palacetes omeyas, con extensas pinturas al fresco en la sala de audiencias y complejo de baños. Patrimonio de la Humanidad desde 1985.