>> Foto tour / © Fotos: Haupt & Binder

En el corazón de La Boca

Este paseo de 1,5 km lleva al corazón del popular barrio de La Boca. Comienza en la Fundación Proa, el centro de arte de renombre internacional. A pocos pasos de allí, recorremos el pasaje "Caminito", lugar preferido de los turistas por sus coloridas casas. El paseo sique por la costanera del Riachuelo, desde la cual se tiene una interesante perspectiva de la llamada Vuelta de Rocha (el meandro del río). Pasando por el Museo fundado por el legendario pintor boquense Quinquela Martín se llega hasta el antiguo Puente Transbordador, de 1914, sitio emblemático del barrio.

La Boca es parte del área designada por el Gobierno de la Ciudad como "Distrito de las Artes", para impulsar el crecimiento del sector artístico, promover la inversión, mejorando la urbanización e infrastructura de la zona.

Historia de La Boca

El barrio de La Boca está localizado en el sudeste de la ciudad, en la zona en donde el Riachuelo desemboca en el Rio de la Plata, por ello su nombre. Se dice que es el lugar de la primera fundación de Buenos Aires por Pedro de Mendoza en 1536, asentamiento que tuvo que ser abandonado ya en 1541.

A mediados del siglo XIX comenzaron a establecerse numerosos inmigrantes, principalmente italianos, por las posibilidades laborales que ofrecía el puerto. Construyeron sus casas de madera y chapa corrugada, pintando las paredes con los sobrantes de pintura de los astilleros. El barrio también atrajo a bohemios, artistas y músicos. En el siglo XX, el pintor Quinquela Martín se comprometió mucho con el vecindario. Por ejemplo en el predio que donó al Estado en 1933, se construyó una escuela y dos años más tarde abrió el Museo de arte que lleva su nombre. A iniciativa suya y de otros vecinos fue creado el proyecto "Caminito" en la década de 1950, con la intención de recuperar y un sucio y desolado pasaje y revitalizar sus alrededores.

A pesar de aquellos esfuerzos, durante mucho tiempo la zona quedó descuidada y marcada por la contaminación del Riachuelo, con fábricas, barcos y puentes abandonados y viviendas muy precarias.

La recuperación de la zona porturaria de La Boca a partir de los 1990, se debe en gran medida a las actividades culturales de la Fundación Proa, inaugurada en 1996, en una antigua casona de finales de siglo XIX. Por la excelente calidad de sus exposiciones, desde proyectos artísticos de vanguardia hasta colecciones arqueológicas, ha adquirido fama internacional. Desde la terraza del restaurante se tiene una vista panorámica de la zona.

(© Texto: Universes in Universe)

Otros paseos de arte:

Hacia arriba