Arquitectos: Clorindo Testa, Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga

Primer Premio del Concurso Nacional de Anteproyectos de 1961.

Su construcción fue comenzada en 1972 y a pesar de que recién pudo ser terminada en 1992, su silueta monumental inconclusa definió el perfil urbano de la ciudad durante mucho tiempo.

La Biblioteca Nacional está emplazada en un parque de dos hectáreas que fue diseñado por el paisajista Carlos Thays para la Quinta Unzué, luego residencia presidencial donde muriera Eva Perón en 1952.

Respetando la premisa de dejar la mayor cantidad posible de terreno libre y limitar al mínimo la tala de los añosos árboles, los arquitectos decidieron liberar la planta baja, elevar la sala de lectura y ubicar los depósitos de libros en dos subsuelos. El edificio corresponde al estilo denominado brutalista, con la estructura principal resuelta en hormigón armado. El volumen monumental resultante es visible en distintas perspectivas desde las avenidas y jardines que la rodean. La solución arquitectónica de los accesos desde la calle y de las áreas abiertas y semicubiertas ligadas a la Biblioteca incorporan y enriquecen el espacio público circundante.

En su Guía de Arquitectura de Buenos Aires (Buenos Aires - Sevilla 1998), el Arq. Alberto Petrina destaca la doble cualidad de esta obra de Clorindo Testa: Desde lejos semeja una escultura colosal y de cerca transmite todo el énfasis simbólico que su función le presta.

La antigua Biblioteca Nacional funcionaba en el Barrio de San Telmo. Jorge Luis Borges desempeñó el cargo de Director desde 1955 a 1973. Durante su gestión se promovió la construcción de esta nueva sede.

Además de los servicios principales ofrecidos por la bilbioteca, hay varias salas, como la Leopoldo Marechal, la Fototeca y la Sala Juan L. Ortiz, en donde se llevan a cabo exposiciones rotativas, también de artes visuales.


Museo del Libro y de la Lengua

Dependiente de la Biblioteca Nacional y localizado detrás de ella, con entrada sobre Av. Las Heras 2555, abrió sus puertas en septiembre de 2011.

Además de las exposiciones didácticas dedicadas al desarrollo del libro y la lengua hablada por los argentinos, el museo tiene una sala de exposiciones temporarias en el segundo piso, que también exhibe proyectos artísticos contemporáneos.

Dentro del edificio se encuentran las cuatro lunetas que pertenecieron a las Galerías Pacífico, antes de su reciclaje y reapertura en 1992. Son parte de los murales realizados en 1946 por los artistas Lino Enea Spilimbergo, Demetrio Urruchúa, Juan Carlos Castagnino and Manuel Colmeiro. Se encuentran en proceso de restauración a la vista del público.

(© Texto: Universes in Universe)


Biblioteca Nacional Mariano Moreno
Agüero 2502
C1425EID Buenos Aires
Argentina
Hacia arriba